15 abril 2015

En tránsito

No hay comentarios.:
El Metro
Me monté en la estación de Bellas Artes. A pesar del gentío, pude acomodarme frente a los asientos azules y jugar a sujetarme del tubo (calculado para estaturas promedio de jugadores de basket) porque todas las agarraderas estaban rotas. En la estación de Colegio de Ingenieros se montaron un par de malandros que apenas se cerraron las puertas comenzaron a gritar que iban a "quebrar" al que no les diera todo. No eran Godzilla y Drácula, pero la actitud era amenazante. Contrario a lo previsible, nadie reaccionó. Nadie tocó el botón de alarma, ni voltearon a ver a los tipos. Se guiaban por los reflejos de los vidrios y seguían incólumes. Un escolar de unos 10 años dijo: "Si me va a quebrá que me muestre con qué, sino no le doy ná", y el circuito alrededor arrancó a reír, incluyendo a los malandros, que pasaron sin llevarse nada más que la satisfacción por empujarnos. Llegando a Plaza Venezuela, y recuperando su tenor amenazante uno le dijo al otro: "Vente. Vaciamos a los de las escaleras mecánicas". Me bajé en Chacao sin procesarlo. ¿Sin plomo no hay paraíso?

La plaza
Salí del ortodoncista con el mismo dolor por mis dientes recién apretados y la misma convicción del crimen estético que unos brackets hacen en cualquiera que no sea adolescente. Me tomé un café mientras Ka merendaba un palito de almendras que olía a gloria. Avanzada nuestra conversación, el clima cobró poder e iniciamos la peregrinación por la botella de agua perdida. Dos cuadras después, conseguimos una maravillosa botella de un litro, que compartimos con los cuentos intercalados -es imposible que respetemos una historia a la vez- en el mismo banquito, envidiando a los niños que disfrutaban los chorros ascendentes de la plaza. Ka me dejó en casa. En PB una señora esperaba el ascensor. ¿Tú estabas hace un rato en Los Palos Grandes?, me preguntó. Sonreí asintiendo, y agregó: "Me senté un momento a descansar los tacones. Te vi con otra muchacha, tan cómodas en zapatos de goma, me dio envidia, pero después las vi reírse tan sabroso que me provocó sentarme con ustedes" o.O

Y el estacionamiento
Pepe suele jugar por las noches con una chama que estaciona en la parte baja del edificio. El protocolo es el mismo: Pepe me saca el hombro de lugar para correr hasta su carro, ella lo carga, juegan un poco, ella se toma un selfie con él y nos despedimos.

Esta noche, la chama batía contra el suelo lo que iba sacando de la maleta de su carro y lloraba. Pepe se acercó sin correr y ella lo cargó como si se tratara -literalmente- de un paño de lágrimas. Guardé distancia hasta que Pepe se zafó. Ella se sentó al lado de sus peroles y comenzó a hablar: "De verdad me voy a comprar un perro, señora. O lo adopto, no sé. Si una quiere amor, tiene que ser de un animal o de tu mamá. No sé por qué a las putas les dicen perras, ni perros a los que engañan. No se lo merecen. Esa estúpida era una de mis mejores amigas. ¿Cómo se va a acostar con mi novio? No quiero subir así. No quiero que mi mamá me vea así. Y los voy a tener que ver todos los días en la universidad. Todos los días, ¿entiende? ¿Y yo qué? ¿Relajada? ¿Cómo se lo explico a mi mamá si los quiere a los dos? Y yo los odio porque también los quiero". Guardó silencio, volvió a llorar. Lucía tan débil. En otro tono agregó: ¿Cómo lloro todo esto más rápido?"

Pensé en el inminente riesgo de tener una nueva feligresa de la "Oración fuerte del falsete de Romeo Santos". Arranqué a recoger sus cosas y opté por el vintage, hablándole de Amanda Miguel y Olga Tañón, la convencí de la importancia de narrar su tristeza todas las veces que necesitara. Pepe se fue a jugar a pata suelta con Maya -una Golden que le saca como 5 cabezas- y la chama medio sonreída dijo: ¡Ah!, por eso es que los llaman perros.



14 abril 2015

Parlamento, no corte

No hay comentarios.:
Radicalizar la revolución es renunciar a cualquier rasgo democrático. Porque pueden, porque lo ordena Cuba, porque el guión lo establece. Radicalizar con la promesa de ser recibidos en cualquier otro foro internacional, con o sin dobles, y seguir el curso de la propaganda mientras nuestros problemas se agudizan. La indiferencia del poder, la soberbia de los poderosos versus el hastío del resto. 

A dedo
Diosdado Cabello pidió una moción de urgencia para votar por la solicitud hecha al Consejo Nacional Electoral para que no organice más procesos electorales para la elegir diputados del Parlamento Latinoamericano. Negando el derecho de palabra a los diputados opositores, los oficialistas aprobaron la democrática idea de Cabello, que balanceó esta nueva arbitrariedad en la posibilidad de que la oposición gane las próximas elecciones parlamentarias.

Los apoyos
1. Seis expresidentes se sumaron a los 25 que originalmente suscribieron la Declaración de Panamá, presentada previo a la Cumbre de las Américas. Se suman entonces: Hipólito Mejía (República Dominicana), Ricardo Martinelli (Panamá), Fernando de la Rúa (Argentina), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ricardo Lagos (Chile) y Sixto Durán Ballén (Ecuador).

2. La Cámara Alta en el senado chileno aprobó el proyecto de acuerdo presentado por su presidente, Patricio Walker, en el que se exige al gobierno de Venezuela la liberación de presos políticos, la restitución de la institucionalidad democrática y establece el compromiso de Chile con la promoción y la defensa universal de los derechos humanos. Las menciones a Lilian Tintori y Mitzi Capriles deben dolerle hondo a Nicolás.

3. La cámara baja del Parlamento aprobó solicitar al Gobierno español que lleve a cabo todas las iniciativas necesarias ante las autoridades de Venezuela y la comunidad internacional donde España tiene representación, para la libertad de líderes opositores, lamentando que Nicolás haya ignorado todos los llamamientos de otras organizaciones internacionales y civiles.

La reacción
De todos los apoyos, Nicolás decidió responder solo a la solicitud del parlamento español, solicitando a su gabinete que analice esta agresión y prepare respuestas diplomáticas., porque Venezuela "no se va a dejar agredir por las cortes de España”. Por eso en las próximas horas anunciará "medidas". Según él, quiere tener relaciones con España -la misma frase que con EEUU- pero igual acusó a Rajoy de apoyar maniobras contra él, porque Rajoy es racista y pertenece a la élite corrupta de España. Por alguna razón, no habló del parlamento sino de las "cortes de España", pero tranquilos, él está preparado para dar "la batalla", para encontrarlos si los buscan. En otra demostración de diplomacia dijo: "Vayan a opinar de su madre pero no opinen de Venezuela, ¡ya basta!".

Las cifras
El FMI pronostica una inflación de 96,8% para Venezuela y una caída del Producto Interno Bruto de 7%, ambos cálculos sobrepasan -por mucho- el promedio estimado para América Latina. El Cendas reportó que la canasta Alimentaria de marzo se ubicó en Bs. 20.919,53. Alimentos Polar denunció el desvío de más de 200 mil kilos de Harina P.A.N hacia Pdval. El dólar Simadi volvió a subir, cerrando hoy en Bs. 195,01. Ni hablar del negro que sobrepasó los 276 bolívares por dólar. Los índices poblacionales presentados por el INE al CNE para los cambios en las circunscripciones electorales contradicen las propias proyecciones del INE con base en el censo 2010. 

Después me cuentan de sus reacciones ;)





13 abril 2015

Las venas más abiertas

No hay comentarios.:
Nicolás no regresó de Panamá. Arrancando su discurso dijo que venía de Cuba, de visitar a Fidel Castro para dedicarle la victoria de la Cumbre de las Américas. Habló demasiado sobre Cuba frente a milicianos que conmemoraban su 5to aniversario en este 13 de abril, fecha que calificó como "la resurrección del pueblo de Venezuela". Pensé en Leamsy Salazar ondeando la bandera en el techo de Miraflores y su estatus de testigo protegido por la DEA. Después de un tortuoso recorrido histórico sobre el progreso de la izquierda en América Latina -asociado torpemente al chavismo- llegó a asegurar que el finado es "el arquitecto del nuevo mundo que ha nacido". Sus vítores sonaron a adulaciones, gesto poco congruente con el rol de triunfador que tenía que transmitir.  

Repitió lo que se supone le dijo a Obama en la reunión informal que nadie fotografió, y aseguró que una de las asesoras norteamericanas se puso "payasita" con él. Tras los cacerolazos -que sí registraron varios medios-, dijo que los empresarios que sabotean la economía venezolana son dueños de lujosas torres en Panamá, por eso declaró que viene "dispuesto a radicalizar la revolución", que se terminaron las sonrisitas con la burguesía, y mandó a detener otros empresarios con la frase: "Me los citan, me los investigan y si es necesario me los dejan presos". Pidió a los ministros -y a los poderes del Estado- mano dura, invitando al que no pueda sostener su actividad económica, a irse del país. 
No fue la única amenaza: "Lo he jurado, más temprano que tarde van a pagar y vamos a tener tras las rejas a los de Dolar Today"; presumo que por publicar los precios referenciales del dólar paralelo, y eso que hoy el Simadi cerró en Bs. 194,89.

Según Nicolás, el último acto político del fallecido Eduardo Galeano fue firmar la petición a Obama para derogar el decreto, y en eso de averiguar cómo hacer "de tripa corazones para administrar los dólares del pueblo", adelantó que un apartamento de la Misión Vivienda cuesta 60 mil dólares, una Canaimita $300 y que le van a hacer un perfil 60 -en lugar del conocido 20-. Nicolás llamó al pueblo a tomar los almacenes de aquellos a los que otorgaron divisas para comida. Frente a centenares de militares repitió que somos un territorio de paz, mientras reposicionó el sabotaje económico como sustituto a la campaña de las firmas. Nicolás olvidó en 4 días su lema de no ser una amenaza. Llegó amenazando para borrar la esperanza del que no le apoye, si no hay votos que haya más abstención; si no hay insumos, que se multiplique la diáspora.

Les sugiero un par de textos importantes para cualquier resumen sobre el estado de nuestra circunstancia: Venezolanos con pasaporte diplomático tejieron red de lavado en Andorra  y El hombre que calculaba el precio de la carne. Eso sí, háganse un litro de tilo, respiren profundo y recapitulen lo abiertas que están nuestras venas, las más abiertas de América Latina.