26 marzo 2015

De epístolas

No hay comentarios.:
Después del tuitazo mundial, con el que el Gobierno probó que tiene funcionarios más eficientes para la propaganda que para la gestión pública, Nicolás reiteró su disposición de sentarse a dialogar con el gobierno de EEUU. Por eso le pidió a Barack Hussein iniciar un diálogo -mirándolo a los ojos- en condiciones de igualdad y respeto. Agradecido por el respaldo internacional que ha tenido su solicitud de derogación por parte de todas las organizaciones a las que Venezuela les ha brindado estipendios, repitió la frase que ya le valió varios chistes: “Si el presidente Obama quiere apretar esta mano, estoy listo. Vamos a ponernos serios, como decimos aquí en Venezuela. Cuando quieran yo quiero, donde quieran yo quiero, como quieran yo quiero. Con respeto, con diplomacia, con paz”. 

Una carta
En franca concordancia con Nicolás, Henri Falcón envió una carta a Obama pidiendo la derogación del decreto. Si iba a lanzarse ese barranco, pudo haber hilado unos argumentos más sensatos. Pero arranca diciendo que Venezuela es un país pacífico, al que no le anima nada distinto que un destino mejor y justo por eso, no podemos ser considerados como amenaza. Falcón omite nuestra violencia, nuestra polarización y el desmesurado poder de un Gobierno que lo controla todo. Pero está seguro que los "serios problemas internos" vamos a solucionarlos entre nosotros mismos. Falcón repite al calco palabras de Nicolás: igualdad de condiciones, reciprocidad, autodeterminación, y le dice a Obama que no sea maluco, que si ya habla con Cuba qué le cuesta hacerlo con Nicolás. Falcón dice que dejar sin efecto la orden ejecutiva sería "escuchar el clamor de los venezolanos". Una apuesta de alto costo para tan pocos réditos. Si Falcón es la transición, yo soy flaca.

Otra carta y varios tuits
Luisa Ortega Díaz, calificó el informe de Amnistía Internacional, presentado en Madrid, como poco ético y objetivo. El redactor de la carta de la Fiscal General le tiene poca estima. Pudo ahorrarse unos 10 párrafos y decir exactamente lo mismo: que a pesar de unas estadísticas que prueban la complejidad de la criminalidad en Venezuela y la imposibilidad del Ministerio Público de dar solución a tanta barbarie junta, que a pesar de que la impunidad sea la norma -máxime si se trata de abusos del Estado- el Gobierno es chévere y respeta los DDHH, aunque así no lo parezca; porque al fin y al cabo, las víctimas siempre son partidarios oficiales y cuando son opositores, sin duda, algo habrán hecho.

Para rematar, Luisa declaró que un canal por el que se divulgue información falsa, debe tener responsabilidades legales. No plateaba abrir expedientes a todos los anclas de todos los medios del Sibci. Se refería a la posibilidad de regular las redes sociales, aprovechando el envión de los rumores de secuestros de niños que curiosamente el propio Gobierno ayudó a visibilizar y multiplicar. Lamento hondamente que desconozca los rangos de libertad de estas herramientas, en las que cada persona decide a quién seguir y a quién no.

Los abajo firmantes
Batiendo récords de abuso de poder, el Ministerio de Servicio Penitenciario hizo un show desde su sede en El Rosal, transmitiendo la firma -espontánea- de presos contra el decreto. Coherente que un recluso leyera el siguiente texto: “No somos una amenaza, somos esperanza: socialista, antiimperialista. Nosotros (...) levantamos la voz, con el permiso de la primera combatiente y madre del alma de los penales, Iris Varela y anunciamos el rechazo contundente al decreto de Obama. Estamos dispuestos a defender la patria hasta con nuestra propia vida si es necesario”. Si lo sabrán los presos de Uribana, cuyo ex director y responsable de la masacre de 2014, está en libertad. 

...
Mientras tanto, en la sala donde doblegarían al dólar negro, el Simadi superó los 193 bolívares. 
La devaluación sigue, el show vive.



25 marzo 2015

El señor del mal

No hay comentarios.:
Si Nicolás no se tomó la molestia de organizar un relato medianamente coherente para denunciar el desmantelamiento del intento de golpe de Estado que nadie creyó, ¿por qué lo haría para la introducción en el imaginario colectivo de la nueva categoría de guerra, la psicológica?

En el evento de la noche de este miércoles recibió los halagos que pocas veces acumula. Representantes diplomáticos de Venezuela le acompañaron en el teatro Teresa Carreño y cumplieron con el protocolo de saludarle, expresarle su compromiso inquebrantable, alabar al finado y lanzar frases de autoayuda antiimperialista. Nicolás permanecía erguido, ansioso, como un niño al que le van entregando los regalos de cumpleaños uno a uno. La emoción atentó contra su esfuerzo reciente de imitar la gestualidad y estilo comunicacional del finado.

Pasadas las risas, el anuncio de un tuitazo mundial contra Obama y la alegría por el apoyo del Grupo de los 77 a su causa, llegó la denuncia. El Presidente vuelve a allanar los terrenos de otros poderes públicos y habla de ellos como si se tratase de unas simples extensiones del Ejecutivo. Fue un tránsito torpe. No es sencillo hilar la promesa de una nueva diplomacia internacional con la jugada que de manera brillante llamó: el imperio contraataca. 


La campaña de miedo comenzó el fin de semana. El rumor: secuestros masivos de niños. Por alguna razón que con los días conoceremos, los primeros en sensibilizarse con esta posibilidad fueron motorizados. Contraviniendo la tesis presidencial, según la cual, el plan era que la gente no saliera de su casa para que no firmaran contra Obama; los motorizados salieron a protestar obstaculizando el tránsito de varios focos del este de la ciudad. Algunos llegaron hasta el canal del Estado (VTV) que por primera vez en muchos años transmitió una protesta. Esa misma noche Nicolás desmontó esta jugada y advirtió que ya poseía listados de implicados, por eso, diversas autoridades se pronunciaron prometiendo cárcel a los culpables con todo el peso de la ley.


Esta noche, Nicolás dijo que una señora de origen ecuatoriano, denunció en el CICPC de Chacao -dijo el nombre del municipio varias veces, lentamente- el secuestro de su hijo. Nicolás no especificó cuánto tiempo les llevó a los audaces funcionarios investigarlo, pero sí dijo que movilizó todos los recursos del Estado para buscar al niño. Afortunadamente, era mentira. Al verse descubierta, relató Nicolás, la señora confesó que por la promesa de un millón de bolívares había hecho esta denuncia. Para el momento cargaba encima y en efectivo solo el 1,7% de la suma total. Nicolás condenó a autoridades del municipio Sucre y del estado Miranda, no a la Policía Nacional ni a la División contra secuestros del CICPC. Una vez más, sin investigaciones ni juicios, adelantó el veredicto. Pero pocos minutos después del trance de "la denuncia", volvió a la alegría, lanzó los vítores de costumbre y se despidió pidiendo música.

Hay 28 casos de niños secuestrados por los que no se han movilizado todos los recursos del Estado. En lo que va de 2015, 60 niños y adolescentes han sido asesinados en Venezuela. El Presidente no incluye en sus reflexiones cómo la criminalidad y la impunidad que hemos sufrido, han hecho verosímil cualquier delito en este país. Todos esperaríamos operaciones más complejas de un imperio que contraataca, pero el guión de hoy no fue escrito por George Lucas. 

Que la fuerza nos acompañe.


24 marzo 2015

La protesta que no debió ser

No hay comentarios.:
Nicolás no da para más. En su programa televisivo, armó una teoría alrededor de EEUU como "un imperio herido capaz de todo". Así que: "han puesto en marcha una campaña criminal, terrorista, que busca atemorizar a la familia venezolana, con el objetivo de que el pueblo no salga a la calle a firmar". Pero, ¿por qué lo dice? Porque esta mañana un importante grupo de motorizados colapsó parte del este de Caracas protestando por el supuesto secuestro masivo de niños. Lograron que VTV cubriera su protesta, la primera en años que aparece en un medio del Estado.

Y ahora Nicolás dedica parte de su programa a desmentir los motivos de la protesta. Responsabilizó al alcalde Carlos Ocariz y su equipo de "la guerra de rumores". En un acto de preclaridad, declaró: "La gente se informa hoy más por las redes que por la prensa escrita, que está desapareciendo". Por eso encargó a Jaqueline Faria y a William Castillo de vigilar a los medios de comunicación, así como a la Fiscalía y al ministerio de Interior y Justicia, de actuar contra quienes replican rumores en redes sociales; porque según él, tiene la lista de tuiteros que difundieron rumores hoy. El Gral. Carlos Osorio es el nuevo ministro de Alimentación. Relevan a Yván Bello, y apenas unos meses después de fusionar -y acabar con- el ministerio del Ambiente, crean el ministerio de Ecosocialismo y aguas. ¿Cómo puede ser ecosocialista un país que apoya la minería y la explotación de hidrocarburos? Agradezcan a Dios que no vieron el "documental" de Cilia, cuyo carisma es proporcional a su flexibilidad facial.

Rostros de la impunidad
Amnistía Internacional denunció hoy en Madrid, la impunidad que signa las violaciones de DDHH durante las protestas ocurridas en 2014. Documentaron 43 muertos, 878 heridos y 3.351 detenidos entre febrero y julio del año pasado; así como los casos de Antonio Ledezma, Leopoldo López, Daniel Ceballos y Rosmit Mantilla, pues contra ellos, aún la Fiscalía no ha presentado evidencias. Amnistía Internacional sugirió lo obvio: la recuperación de la separación e independencia de poderes, la liberación de los detenidos, la garantía de justicia para las víctimas de violaciones de DDHH, el regreso del Estado venezolano a instancias como la Corte Interamericana y evitar que la FAN participe en el control del orden público.

También en Madrid
Que Felipe González asuma la defensa de Leopoldo López y Antonio Ledezma es un gancho al hígado de Nicolás. El vocero elegido para contrariar la decisión fue el probo Darío Vivas, que se atrevió a señalar que el ex-presidente "no tiene moral, es un comerciante, un lobbista de las multinacionales” y solo lo mueve su amistad con el “terrorista, represor y corrupto” Carlos Andrés Pérez. Indignados por el debate que celebraría el Congreso español sobre las detenciones arbitrarias en Venezuela, siguió Darío con Gladys Requena hacia Vietnam, sin dejar de mencionar que lo de González es una injerencia española en asuntos de Venezuela, porque “los problemas de Venezuela los resolvemos nosotros”. Lo siento, pero el PSOE y el PP decidieron apoyar a Felipe González en su defensa a los presos políticos venezolanos. Sóbate.



60 niños y adolescentes han sido asesinados en 2015, pero Nicolás está preocupado por los tuiteros. No era suficiente con la guerra económica, por lo que ahora introducen la guerra psicológica. Nicolás aún no recoge las firmas que demandó, por eso hoy presentó la cantidad de retuits que ha sumado la etiqueta "Obama deroga el decreto ya". Más retuits que firmas. Unos los logran con bots, las otras con extorsión.