28 febrero 2015

Yankee go home!

No hay comentarios.:
Con una chaqueta del ejército bolivariano, Nicolás trató de cumplir con las sugerencias de su entrenador en vocería, hilando datos personales con sus declaraciones políticas. Torció la historia del 27 de febrero de 1989, se alabó con falsos testimonios de gente que dice amarlo. En el mismo discurso, justificó el encarcelamiento de Antonio Ledezma por eventos pasados -lo que califica su juicio como un juicio político-, y narró cómo durmió a su nieto cantándole "los marcianos llegaron ya, pero llegaron bailando el chachachá". Dijo que Evo Morales lo llama todos los días, y que nadie ha pagado por los eventos del Caracazo. Pareciera que 16 años en el poder y la ley de Amnistía no han sido instrumentos suficientes para lograr que alguien "pague". Conmemorando el Caracazo, solicitó a su audiencia un reconocimiento a la fuerza armada nacional. 

Anunció el primer escalón de su autobloqueo con EEUU, con cuatro medidas que aseguró haber meditado por mucho tiempo, porque él fue Canciller y "sabe de eso". Son parte del guión que debe sustentar la tesis del más reciente intento de golpe de Estado, que supuestamente contó con el apoyo financiero y estratégico de funcionarios de la Embajada norteamericana en Venezuela. Las medidas anunciadas son:

1. De acuerdo al artículo 11 de la Convención de Viena, limitar el número de funcionarios de la Embajada norteamericana en Venezuela. Acusó una significativa desproporción, pues en la nuestra en Washington hay solo 17 funcionarios, mientras que la norteamericana suma más de 100 funcionarios en Venezuela.
2. De acuerdo al artículo 41 de la Convención de Viena, toda reunión de funcionarios norteamericanos en Venezuela, deberá ser notificada para su aprobación por la Cancillería.
3. Un sistema de visas: todo norteamericano que quiera viajar a Venezuela, tendrá que pagar en dólares la misma cantidad que pagamos los venezolanos por una visa norteamericana.
4. Una lista de prohibición de ingreso al país a líderes políticos y funcionarios norteamericanos, bajo los cargos de conspiración, violación de derechos humanos y terrorismo.

Yo llamo a una rebelión mundial contra el imperio estadounidense!", gritaba Nicolás. Evidentemente, ni George Bush ni Marco Rubio lamentarán la sanción, y los seis años como Canciller no legaron ninguna noción de política internacional en el Presidente. Son medidas para aislarnos, aún más. Insistía en que sus medidas se sustentan en la captura de estadounidenses en actividades encubiertas (espionaje) y la necesidad de proteger al país, pero aislándolo.

Es un dato muy importante que Nicolás no asista mañana a la toma de posesión de Tabaré Vázquez en Uruguay. El riesgo que corre su exposición pública entre demócratas es alto. No había manera de garantizar que el peso de la crítica internacional en días recientes no le pasara factura. No hay manera de que en una toma de posesión -que prueba el valor de la alternancia de poder- Nicolás saliera bien parado. Allí no lo perseguiría solo la cámara de Telesur. Allí las preguntas no serían complacientes. Por eso no irá a Uruguay. Le falta estatura política, le sobra estupidez.

Venezuela de verdad

No hay comentarios.:

Los audaces estrategas del Gobierno de Venezuela decidieron crear una exposición para mostrar su versión del país, como contrapeso a la que consideran una campaña internacional de descrédito, contra un país que ostenta la inflación más alta del mundo e índices de escasez de guerra; con la segunda ciudad más violenta del mundo, violaciones de DDHH, violaciones a la Constitución, un índice de impunidad superior al 90%, un aparato productivo quebrado y un desfalco de fondos públicos incomparable en la historia.

Pero el culto a la personalidad del finado, el incremento de nuestra burocracia, la ausencia de separación de poderes, la ideologización de la fuerza armada, la hegemonía comunicacional del Estado y la unción de Nicolás como única explicación para su ascenso como Presidente, merecen ser mostrados. Así, crearon este programa de tres días cuya proporción de catas y barras libres de ron, supera cualquier otra actividad. No es un dato accesorio, pues encierra una verdad incuestionable: si usted quiere simpatizar con la revolución, emborráchese. 


Pero lo mejor son las conferencias. Se me hace urgente que cada conferencia tenga un subtítulo justo para sus contenidos comprobables. Además, como esta es la primera exposición que conozco que lanza su programa de conferencias sin conferencistas, he decidido elaborar mi propuesta para cubrir estos vacíos.

Domingo, 1º de marzo
Venezuela: crisol de oportunidades.
-para la inversión de alto riesgo: un país sin estado de Derecho-
A cargo de: Andrés Eloy Méndez.

Venezuela de verdad.
-Goebbels, un bebé de pecho-
A cargo de: Ernesto Villegas.

Lunes, 2 de marzo
Producir en Venezuela en medio de una guerra económica.
-del Estado contra la ciudadanía-
A cargo de: Jorge Giordani.

Transformación urbana para la construcción de ciudadanía.
-expropiando estacionamientos para edificios compactos-
A cargo de: Jorge Rodríguez (¡con videos del finado!)

Martes, 3 de marzo
Venezuela: destino audiovisual.
-la renta al servicio de la cultura jalamecate-
A cargo de: Roque Valero.

Comprender Venezuela.
-Misión imposible XXI-
A cargo de: Eva Golinger.


Adviértanle a sus amigos en Madrid que el chocolate Cimarrón es malísimo, y si en las degustaciones hay tequeños, díganles también que aquí bajó significativamente su producción y consumo por falta de harina, leche, queso blanco y aceite de maíz. Si les pueden explicar cómo fue financiada esta exposición y por qué las empresas españolas no pueden sacar sus ganancias de Venezuela, será un gran avance. O mejor les dicen que no vayan y ya está ;)


27 febrero 2015

Tal Cual

2 comentarios:
Por la casa, la mayoría de los quioscos pertenecen a un sindicato de vendedores antipáticos. Agotados mis recursos de pedagogía de la amabilidad, claudiqué y comencé a comprar el periódico y los cigarrillos en cualquier parte. En la calle por la que subo a mi trabajo, hay casi que un quiosco por esquina, pero mi favorito es uno blanco, pequeño y austero, que siempre tiene prensa y un señor hermoso con buenos modales.
Hoy repetí el ritual de darle los buenos días, esperar su pregunta de cómo amanecí, responderle que muy bien y que él respondiera: "Así debe ser". Me agaché, agarré mi edición de Tal Cual, le extendí los 30 bolívares y sonreí. Él no sonrió. Tomó mi mano con el dinero y me aclaró que ya no será un diario, que pasará a semanario. Mi yo-informada estaba a punto de responderle que lo sabía, que por eso lo guardaría, que pegaría la portada en mi corcho, pero alguna otra de mis yo le metió un coquito a esa y esperé que terminara su frase: "pero tranquila, la gente como Teodoro Petkoff no desiste aunque ya sean unos viejos, como yo. Quiero estar aquí para cuando regresen al diario que deben ser, con el papel que necesitan y la portada diga ¡Hola, Fulano!, con el nombre del próximo Presidente de este país. Necesitamos que haya un periódico que desde el comienzo sea oposición a quién sea que venga". Mi yo-Lupita (significativamente poderosa) permitió que se me aguaran los ojos y el señor salió del quiosco para darme un abrazo como los de mi papá. "No te preocupes, si cuando eso ocurra, yo no estoy, tú sí y verás lo importante que es la oposición de verdad". Lo estrujé un poquito más, le di un beso y las gracias.
Mi papá también es un "talcualista". Su cardiopatía ha disminuido su cuerpo pero no su criterio, y de este diario sacaba sus mejores resúmenes informativos y el crucigrama del día. A veces olvido que la protección que él y mi mamá nos brindaron, nunca reposó en sus músculos, sino en la certeza de hacernos sentir amados, de apoyarnos y privilegiar la palabra sobre los trancazos. Algo así me detona el ejemplar de hoy. Y el mismísimo país. Quiero estar aquí y narrarlo en mis términos, aunque a veces no pueda o no quiera, aunque a veces me duela y las palabras sobren.
Lo seguiré en digital y lo compraré semanalmente.
En eso no voy a claudicar.